LOS SECRETOS DE LA IGLESIA TEMPRANA – ¿”Invita a Jesús en tu corazón”? – Andrew Strom

http://ceirberea.blogdiario.com/img/pastores-orando.jpg

¿”Invita a Jesús en tu corazón”?

Una de las cosas más básicas, que me asombra desde hace muchos años, es la predicación de “dar tu corazón al Señor” o “invitar a Jesús a tu vida” para volverse cristiano. ¿No nos damos cuenta de que una tal práctica no se encuentra en NINGÚN lugar en la Biblia? – El libro de Hechos está lleno de miles de personas que se volvieron cristianos nacidos de nuevo. En muchos casos se nos dice exactamente lo que hicieron estas personas. Pero ninguno de ellos hizo algo como “invitar a Jesús en su corazón” para ser salvo.

Ahora, este debe ser uno de los puntos más cruciales y básicos en todo el Nuevo Testamento: ¿Cómo exactamente se supone que alguien se vuelve cristiano? ¿Que les dice el Nuevo Testamento que hagan? Uno pensaría que esta es una pregunta muy simple.

Pero cuando se nos pregunta hoy, ¿Qué debemos hacer para ser salvos?, nuestra respuesta es casi siempre TOTALMENTE diferente de la respuesta de los apóstoles. ¡Realmente increíble! ¡Está escrito en la Biblia, ante nuestras narices, vez tras vez! Pero la TRADICIÓN ha cegado nuestros ojos ante la verdad. Y estoy seguro de que incluso a muchos de Uds. que leen esto, les chocará ver cuán obvia es la verdad en este asunto.

Empecemos con el día de Pentecostés. … Después que Pedro predicó su prédica convincente a la multitud, 3000 personas fueron añadidas a la iglesia. Y se nos dice exactamente lo que sucedió: “…Se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? – Pedro les dijo: ARREPENTÍOS, y BAUTÍCESE cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para PERDÓN DE LOS PECADOS; y recibiréis el don del ESPÍRITU SANTO.” (Hechos 2:37-38).

Nosotros hoy diríamos algo como, “Solo repite esta pequeña oración conmigo”; pero Pedro no dijo nada parecido a esto.

Hubo tres elementos en lo que Pedro les dijo: ARREPENTIMIENTO, BAUTISMO EN AGUA, y recibir el ESPÍRITU SANTO. Vemos que este patrón se repite vez tras vez, por todo el libro de Hechos (de hecho, por todo el Nuevo Testamento), de la manera más obvia.

El siguiente grupo importante de personas que fueron alcanzados con el Evangelio fueron los samaritanos. En Hechos 8 leemos como Felipe vio un gran avivamiento en Samaria: “Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se BAUTIZABAN hombres y mujeres … enviaron allá a Pedro y a Juan; los cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que RECIBIESEN EL ESPÍRITU SANTO…” (Hechos 8:12-17). Tome nota del patrón idéntico con las salvaciones del día de Pentecostés.

Espero que Ud. tome conciencia de que estamos hablando acerca de MILES de conversiones aquí. Y NINGUNA de ellas involucraba “dar su corazón al Señor” o “invitar a Jesús para que sea su salvador personal”. Si Ud. revisa estas Escrituras en Hechos, Ud. verá que siempre fue “Arrepentimiento, Bautismo, y recibir al Espíritu Santo”.

El siguiente grupo significante a ser alcanzado por la iglesia temprana fueron los gentiles “temerosos de Dios” (Hechos cap.10 y 11). Pedro fue guíado a predicar a Cornelio y su familia. Y de repente Dios se movió, mientras él todavía estaba predicando. “Mientras Pedro estaba todavía hablando estas palabras, EL ESPÍRITU SANTO CAYÓ sobre todos los que oían el discurso… Porque los oían que HABLABAN EN LENGUAS y que magnificaban a Dios. Entonces dijo Pedro: ¿Puede acaso alguno impedir el agua, para que no sean BAUTIZADOS estos que han RECIBIDO EL ESPÍRITU SANTO también como nosotros? Y mandó bautizarles en el nombre del Señor Jesús.” (Hechos 10:44-48) Más tarde, Pedro describió a estas personas como “bautizados en el Espíritu Santo” (Hechos 11:16). Espero que Ud. pueda ver en estos pasajes que el Espíritu Santo “CAYENDO SOBRE” personas es la misma experiencia como “RECIBIR” o ser “BAUTIZADO” en el Espíritu Santo. Entonces vemos el mismo patrón como antes: 1) Corazones arrepentidos, 2) Recibir el Espíritu Santo, y 3) Bautismo.

Otro buen ejemplo tiene que ver con algunos discípulos de Juan el Bautista, a quienes Pablo encontró en Efeso: “Pablo les dijo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo. Cuando oyeron esto, fueron BAUTIZADOS en el nombre del Señor Jesús. Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el ESPÍRITU SANTO; y HABLABAN EN LENGUAS, y profetizaban.” (Hechos 19:1-6)

¿Creo que a estas alturas ya no es necesario señalar el patrón?

Note también que no había “clases de instrucción” para preparar a la gente para el bautismo. En todo el libro de Hechos, las personas fueron bautizados DE FRENTE, tan pronto como creyeron y se arrepintieron. El carcelero de Filipos y toda su familia fueron bautizados inmediatamente – A MEDIANOCHE (Hechos 16:32-33). El eunuco etíope fue bautizado por Felipe al instante, en unas aguas que vio mientras viajaba en su carro (Hechos 8:35-38). Y el mismo apäostol Pablo fue bautizado inmediatamente por el discípulo Ananías, quien antes dijo algu muy interesante a Pablo: “BAUTÍZATE; Y LAVA TUS PECADOS, invocando su nombre.” (Hechos 22:16). Este verso sería tratado casi como “herejía” por muchos en la iglesia actual. ¡Qué chocante, implicar que el bautismo podría algo tener que ver con el perdón y la purificación de nuestros pecados pasados! Sin embargo, hay muchos versos como este esparcidos por todo el Nuevo Testamento. Note también que esto fue dicho a Pablo unos DÍAS DESPUÉS de su experiencia en el camino a Damasco. Los cristianos contemporáneos asumirían que Pablo nació de nuevo durante este encuentro con Dios que le volvió ciego. No es así. No fue hasta que Pablo fue BAUTIZADO, que sus pecados fueron “lavados”. Esto es claramente lo que dicen las Escrituras.

A muchos cristianos se les enseña hoy en día que el bautismo es solo un acto “simbólico”. En mi juventud, fui criado mayormente en iglesias bautistas, y ellos siempre me enseñaron que el bautismo es un “símbolo exterior de un cambio interior”. Así el bautismo pierde mucho de su significado y poder. Un “símbolo” nunca es tan importante como la cosa verdadera, ¿verdad? He estudiado a profundidad el bautismo en el Nuevo Testamento. NUNCA se habla de ello como solo un SÍMBOLO. Al contrario, se habla del bautismo como “la circuncisión del corazón”, y un “entierro” en la muerte de Cristo. Y dice también que es “para el perdón de los pecados” y para “lavar los pecados” de uno. Estoy convencido de que en el ámbito espiritual (desde el punto de vista de Dios), el bautismo es visto como un “entierro en la muerte” LITERAL (vea Romanos 6) que tiene un efecto profundo en nuestros corazones y nuestras vidas. Pero nosotros seguimos predicando “Invita a Jesús en tu corazón”, y negamos a muchas personas una de las claves más vitales para vivir una vida cristiana. También estoy convencido de que el bautismo TIENE que ser por INMERSIÓN COMPLETA. Rociar a pequeños infantes no es suficiente. Tiene que ser un bautismo para CREYENTES. Y la palabra griega original “baptizo” significa “SUMERGIR”. Entonces las personas tienen que ser “enterrados” bajo el agua en al bautismo, no solo rociados. (Estoy seguro de que muchos de Uds. ya están de acuerdo con esto.)

Igualmente estoy convencido de que el bautismo en el Espíritu Santo (acompañado por “hablar en lenguas”) es ESENCIAL. No es solamente una opción. Como vimos en el libro de Hechos, la manera como las personas se volvieron cristianos en el Nuevo Testamento fue 1) Arrepentirse, 2) Ser bautizado en agua, y 3) Ser bautizado en el Espíritu Santo (acompañado por “lenguas” hasta donde podemos decir). ¿Qué derecho tenemos nosotros para cambiar las enseñanzas y prácticas fundamentales de la Biblia, solamente para hacer las cosas más “convenientes” para nuevos convertidos? Si no llevamos a las personas a la salvación en la manera bíblica, ¿cómo podemos decir que son salvos en absoluto?

Hablamos continuamente acerca de “nacer de nuevo”. ¿Pero conseguimos realmente que las personas “nazcan de nuevo” como lo hicieron en Hechos? Teniendo en mente el patrón que vimos en el Nuevo Testamento, ¿de qué exactamente piensa Ud. que estaba hablando Jesús cuando dijo que “el que no naciere del agua y del Espíritu, no puede entrar al reino de Dios” (Juan 3:5)?

El bautismo en el agua y en el Espíritu nunca se consideran solamente como “opciones” en las Escrituras. De hecho, son experiencias ESENCIALES para empezar a caminar en el reino de Cristo. Hay muchos pasajes bíblicos sobre esto que a menudo se pasan por alto, o se consideran “inexplicables”, porque no encajan en la tradición actual. Por favor tome el tiempo de estudiar los siguientes:

Marcos 16:16-18, 1 Pedro 3:20-21, Tito 3:5-6, 1 Cor.10:1-2, Gál.3:27, Col.2:11-12, 1 Cor.12:13, Hebr.6:1-2, Rom.6:2-11, Rom.8:9, Mat.28:19, etc.

Lo digo en serio. Por favor tome el tiempo de leer estas Escrituras, si Ud. tiene algún interés en el asunto. Muchas personas me escriben sus opiniones, diciendo: “No puedo creer que Ud. enseñe esto.” ¡Pero nunca se hicieron la molestia de realmente leer los pasajes bíblicos que hablan del asunto! POR FAVOR lea Hechos y estudie las referencias arriba mencionadas, antes de escribirme su opinión.

Es mi convicción que muchas enseñanzas y prácticas de la iglesia temprana serán restaurados durante el avivamiento venidero. (Dios hace esto a menudo en avivamientos.) Estoy convencido de que la enseñanza expuesta aquí será una de ellas.

Me doy cuenta de que probablemente he chocado y provocado a muchos de Uds. con este capítulo. Créame, a mí mismo me chocó mucho encontrarme por primera vez con estas verdades hace unos años. Realmente son muy obvias cuando uno las estudia, pero yo estaba ciego para ellas por muchos años. Yo era de aquellos que reparten folletos como “Las cuatro leyes espirituales” y guían a personas a repetir la “oración de arrepentimiento”. Como muchos, lo fundamentaba con Apoc.3:20 – “He aquí yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo.” Fue solo más tarde que me di cuenta de que esta escritura (como señala Leonardo Ravenhill) está claramente dirigida a la IGLESIA, no a pecadores inconversos. ¡Es Jesús parado afuera de la iglesia de Laodicea, intentando entrar! Por favor lea el pasaje entero – Apoc.3:14-21. Ud. verá qué es lo que quiero decir; es muy claro.

No me avergüenzo de haber predicado estas cosas. Fue todo lo que yo sabía en aquel tiempo. Pero me chocó realmente descubrir cuánto del evangelio básico yo estaba dejando de un lado. Como yo, muchos de Uds. tendrán que “escudriñar las Escrituras para ver si estas cosas son así”, como hicieron los de Berea. Créame, yo combatí estas verdades durante meses, hasta que ya no tenía ningún rincón donde esconderme. Yo sabía que las implicaciones eran grandes y no quería enfrentarme con ello. Pero todo está escrito en blanco y negro. Y este no es un asunto trivial. Estas son verdades del Evangelio.

Después de escribir mi primera versión de este artículo, muchos me escribieron señalando que el DELINCUENTE EN LA CRUZ no fue bautizado, pero fue claramente salvo. Yo tenía la misma objeción cuando me enfrenté con el asunto. Pero Dios aniquiló todas mis excusas.

La pregunta más obvia es esta: ¿Cuándo sucedió esto – bajo el ANTIGUO o bajo el NUEVO pacto? Claramente, no fue posible convertirse en un verdadero CRISTIANO (nacido de nuevo) antes que hubiera entrado en vigencia el Nuevo Pacto. Y para que entre en vigencia, Jesús, el cordero redentor, tuvo que morir y resucitar de los muertos. Por eso, las personas del Antiguo Testamento, o incluso en los tiempos de Jesús, no fueron “nacidos de nuevo” como nosotros lo podemos ser hoy. Simplemente no fue posible. … ¿Tuvo el delincuente su conversación con Jesús bajo el Nuevo Pacto o bajo el Antiguo? La respuesta es, obviamente: bajo el Antiguo Pacto. El fue muy probablemente un judío, alguien del pueblo escogido de Dios (aunque un pecador), que recibió un perdón maravilloso de Jesús cuando se arrepintió y se volvió a El. Pero estas eran condiciones muy diferentes de las que están vigentes hoy. Nosotros tenemos ahora un NUEVO Pacto, un nuevo “acuerdo” con Dios, que es muy diferente del antiguo. Tenemos un camino nuevo y vivo para caminar en él. ¿Cómo entramos en él? Naciendo de nuevo – del agua y del Espíritu. Y esto fue posible solamente desde Pentecostés – el día en que empezó la Iglesia.

No estoy diciendo que un “arrepentimiento en el lecho de muerte” no sea posible hoy. Estoy seguro de que Dios en su misericordia se ha extendido muchas veces hacia personas que se acercaron a El cuando estaban cerca de la muerte. Pero estos son casos especiales. No son la “norma” para el cristianismo del Nuevo Testamento. El arrepentimiento, el bautismo y recibir el Espíritu Santo son ESENCIALES para entrar al Nuevo Pacto, según mi convicción.

¿Quién es calificado para bautizar?

La simple verdad, como es encuentra en las Escrituras, es que TODOS somos el “real sacerdocio”, y que no hay absolutamente nada que impediría a cualquier creyente lleno del Espíritu bautizar a alguien. De hecho, Pablo mismo fue bautizado por un simple “discípulo” llamado Ananías – no por un gran líder.

Les digo, es cuando cristianos “ordinarios” empiezan a hacer las cosas sencillas, tales como bautizar a personas en bañeras y ríos, y partir el pan en sus casas, y moverse en los dones del Espíritu – es allí donde el sentir de “estar en Hechos” puede entrar nuevamente.

Liberar al Cuerpo entero para que se involucre en estas cosas, es muy importante. Es alrededor de esto que girará la “iglesia de mañana”.

Entonces necesitamos empezar a desafiar a nuestros amigos y hacerles algunos preguntas sencillas que nunca antes pensábamos en hacer. Tales como: “¿Eres bautizado?” … y: “¿Quisieras ser bautizado?”

En resumen

Es mi convicción que Dios ha estado restaurando poco a poco la verdad en la iglesia durante los siglos desde la Edad Media, cuando se había perdido tanto. La Reforma de Lutero vio la restauración de la justificación por la fe; los anabaptistas introdujeron nuevamente el bautismo por inmersión; Wesley introdujo nuevamente la importancia del nuevo nacimiento, y hace cien años los pentecostales descubrieron nuevamente la plenitud del Espíritu Santo y los dones espirituales. (Hubo también muchas otras cosas, esto es solamente un resumen sencillo.) Yo creo que ahora estamos en la etapa donde Dios quiere restaurar la iglesia a su verdadera gloria original, con todas las doctrinas y prácticas básicas, en la vida de la iglesia y con el evangelio completo original, los cinco ministerios, etc. – todo. Esto es lo que sucederá en el avivamiento venidero, como yo creo. Y esta es otra razón por qué yo creo que las doctrinas básicas del Nuevo Testamento son tan importantes.

En los siglos pasados, como hoy, los creyentes de aquellos tiempos caminaban en la luz que tenían, y Dios los juzgará según aquella luz que fue disponible para ellos. Pero ahora es tiempo para que veamos la iglesia completamente restaurada a su plenitud en muchas áreas. Y esto será INCÓMODO, y muchas cosas serán SACUDIDAS en este despertar. Una nueva Reforma está viniendo, y es importante que nada quede sin hacer de lo que es necesario hacer. De otro modo, nuestros hijos tendrán la necesidad de una nueva Reforma para corregir todo lo que dejamos sin hacer. Hagámoslo esta vez tan completo como fuera posible. Porque Cristo no puede regresar hasta que una novia gloriosa esté lista para El, “sin mancha ni arruga”. Por cierto, vivimos en los tiempos de la “restauración de todas las cosas”, de la que hablan las Escrituras.

Para estudiar:

Hechos 1:8, 2:1-4, 2:37-41, 8:12-20, 10:44-48, 11:15-18, 19:1-6, 22:16, Mat.3:13-16, Juan 3:5, Hebr.6:1-2, Marc.16:16-18, 1 Pedro 3:20-21, Tito 3:5-6, 1 Cor.10:1-2, Gál.3:27, Col.2:11-12, 1 Cor.12:13, Rom.6:2-11, 8:9, Mat.28:19

~ por Arq. Adolfo Becerril S. en mayo 16, 2009.

Una respuesta to “LOS SECRETOS DE LA IGLESIA TEMPRANA – ¿”Invita a Jesús en tu corazón”? – Andrew Strom”

  1. Dios te bendiga Hno., mi nombre es Juan Carlos Valdez, soy de Guatemala, tengo un año y medio de haber tenido ese encuentro personal con Jesús que cambia por completo una vida y nos hace nuevas criaturas, realmente ha habido en mi corazón un sentir de que el cristianismo actual esta carente de muchas cosas básicas, ha sido vilmente mutilado en el afan de hacerlo agradable a las personas y no sabia porque tenia este sentir, y temas como este llegan a confirmar ese sentir que Dios ha puesto en mi corrazón, realmente muy interesante el tema, es IMPRESCINDIBLE que la Iglesia regrese a hacer las cosas primeras, que regresemos a la Biblia, porque el tiempo es corto y Cristo viene por su amada SIN MANCHA Y SIN ARRUGA, es decir VIVIENDO EN SANTIDAD. MARANATHA. SI VEN SEÑOR JESUS.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 199 seguidores

%d personas les gusta esto: