Quien es quien en el Medio Oriente – Antonio Bolainez

Y Jehová le respondió: «Dos naciones hay en tu seno, dos pueblos divididos desde tus entrañas. Un pueblo será más fuerte que el otro pueblo, y el mayor servirá al menor». Génesis 25:23.

Introducción

En 1986, viaje a Israel por cuatro meses consecutivos, para escribir mi libro Quien es Quien en el Medio Oriente. En todo ese periodo indagué profundamente sobre la historia del conflicto en el medio oriente. Gracias a Dios conté con toda la ayuda del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, y algunas personalidades de Israel, entre ellas, la Sra. Talya David, diplomática israelí y actualmente funcionaria del Ministerio de Relaciones Exteriores. A través de ellos pude tener contacto, con personas destacadas de la historia de Israel, entre las cuales había rabinos, profesores de la Universidad Hebrea de Jerusalén, altos oficiales del ejército de Israel -sobre todo veteranos de las guerras- así como con escritores e importantes líderes palestinos.

En todos esos cuatro meses me desplacé a lo largo de todo el país, hable con el pueblo, consulte con los israelíes árabes en la zona norte de Israel, visité la frontera con el Líbano y pude entrar en la zona ocupada en ese entonces por el ejército de Israel; en esto tengo que darle las gracias a Liat Avni, hija de un coronel héroe de la guerra de los seis días. Liat es historiadora y me internó al Líbano para que conociera de primera mano las verdaderas intenciones de los terroristas islámicos, en especial los de Hizbola.

Fue en esa frontera donde escribí un capítulo sobre la proximidad de la guerra de Guerra de Gog y Magog, con la ayuda del Dr. José Najenson; una personalidad literaria de Israel, y un destacado historiador en antropología del pueblo judío. El Dr. Najenson me dio toda la información de cómo podría ser esta futura guerra, y el siempre recalcó que esta comenzaría con los conflictos en zona norte de Israel, señalándome a sus vecinos Líbano y Siria.

En el capitulo que escribí referente a esta guerra, hablé sobre Saddam Hussein, diciendo que si él no era el Gog y Magog, entonces moriría y se levantaría otro líder en esa zona, en otro estudio que tengo grabado en CD, advertí que tuviéramos mucho cuidado con un futuro líder que se levantaría de Persia es decir Irán, pues de acuerdo a las palabras del Dr. Najenson de ese lugar puede salir Gog y Magog

 

También en el libro y el estudio sobre este tema, destaqué que Yasser Arafat, Sadam Hussein y Juan Pablo II tendrían que morir, para dar lugar a los preparativos del conflicto final del Medio Oriente. En estos momentos todos estos líderes ya están muertos, y el Medio Oriente está sumamente “caliente”. Una frontera norte de Israel sumamente inestable por los terroristas de Hizbola, un profundo recelo en relación a lo que pueda pasar con los palestinos, y unos países islámicos que se están armando hasta los dientes, como si se preparan para una guerra de gran envergadura.
Pero para poder entender mejor este tema del medio oriente, y que por cierto nos mantendrá tenso a lo largo del resto del año, conviene hacer otra vez una remembranza de la historia de los dos pueblos que componen y dominan en esta región, israelíes y árabes.

LA HISTORIA DE TRES PUEBLOS

En la historia del Antiguo Testamento, hay un tema que es siempre concurrente, es el de los dos hermanos. La historia que se remonta a los orígenes, el caso de Abel y Caín, Génesis 4; Isaac e Ismael Génesis 21; el caso de los hijos de José; y aunque hay otros casos más, esta vez quiero hacer énfasis sobre el caso de los gemelos de Rebeca, esposa de Isaac. Siendo así entremos en detalles sobre la historia de estos dos gemelos pues ellos nos daran luz sobre el conflicto actual.

Pero como los hijos luchaban dentro de ella, Rebeca pensó: «Si es así, ¿para qué vivo yo?». Y fue a consultar a Jehová; Génesis 25:22.

Aunque algunos consideran que la historia de estos pueblos se empieza a desarrollar en el conflicto entre Ismael e Isaac, la verdad es que es en los hijos de Rebeca e Isaac donde se desarrolla toda la historia que nos lleva hasta este siglo XXI.

El padre Abraham bendijo a Isaac y a su simiente, ahora Isaac está casado con Rebeca, la cual resultó ser estéril, pero ellos pidieron a Jehová para que obrara un milagro, y como resultado Rebeca quedo encinta. En su vientre se formaron dos hijos, estos ya luchaban desde antes de nacer, preocupada Rebeca por este fenómeno, decidió consultar al Señor, el cual le indicó la extraordinaria profecía, de que esos dos hijos representarían a dos pueblos, que siempre lucharían entre sí, y que el mayor siempre terminaría sirviendo al menor.

 

Así comienza la historia de Jacob y Esaú, dos hermanos que peleaban desde el vientre de su madre, dos hermanos fundadores de dos pueblos de renombre: Israel y los árabes. Estos dos pueblos siempre han estado en constantes batallas a lo largo de casi cuatro mil años, y los dos pueblos han sobrevivido estos cuatro mil años, y aunque los dos pueblos se han mezclado con otros pueblos, aun así todavía están en el escenario.

Israel, estuvo los últimos dos mil años, regado entre todas las naciones del mundo, lo que lo obligó a mezclarse con otras razas, en especial la anglosajona, ya que la mayor parte de la descendencia de Israel, permaneció en países anglos, por eso muchos judíos afirman que los judíos más puros son los judíos sefarditas, es decir judíos de ascendencia española, ya que antes que los judíos fueran obligados a dejar su propia tierra, ya existía pueblo judío en España.

A pesar de todo ese peligro del pueblo israelí de haberse visto mezclado con la raza anglosajona y en otros casos con la raza negra como los judíos de África, o los judíos de Asia, con todo y eso, aquí tenemos al pueblo judío de nuevo en su territorio, haciendo historia en todo el planeta tierra, como un pueblo sumamente pequeño, pero con grandes proezas. El profeta Ezequiel profetizó este evento del retorno de Israel a su tierra. Y yo os tomaré de las naciones, os recogeré de todos los países y os traeré a vuestro país. Ezequiel 36:24.

Los descendientes de Esaú, es el pueblo hoy conocido como el pueblo árabe, aunque se considera que los verdaderos descendientes de Esaú son los pertenecientes al país de Arabia Saudita. Al igual que Israel, los árabes hoy en día se han mezclado con una multiplicidad de pueblos en todo el oriente próximo. Y no podemos negar que los árabes están presentes hoy día en el Medio Oriente.

Mientras que los hijos de Jacob, solo tienen un pedacito de tierra en el medio -solo veinte mil kilómetros cuadrados-, tiene seis millones de habitantes; que son judíos regresados en los últimos sesenta años de más de 187 naciones. Mientras que sus hermanos en la sangre, es decir los descendientes de Esaú, son 122 millones. Mientras los hijos de Jacob solo tienen un solo país, los árabes tienen 22 países, con inmensos territorios, donde solo Egipto supera a Israel en territorio más de cincuenta veces, el territorio de Jordania es de setecientos mil kilómetros cuadrados, y sus habitantes apenas superan los cuatro millones.

 

Hace sesenta años los hijos de Jacob, es decir los israelíes, regresaron del gran exilio al que los habían condenado las potencias gentiles por casi dos mil años. El 14 de Mayo de 1948, ellos volvieron a declarar su independencia como nación, en su mismo pedazo de tierra heredado por el Padre Abraham. Cuando regresaron en su inmensa mayoría eran judíos pobres de los territorios de los países comunistas de Europa del Este, y sobrevivientes del holocausto nazi. No eran guerreros, eran agricultores y comerciantes, sin embargo tuvieron que enfrentarse a la guerra tan solo 24 horas después de declarar su independencia, contra sus mismos hermanos árabes, quienes unidos eran en ese entonces 13 naciones. Todos ellos se vinieron contra el recién nacido pueblo de Israel, pero los hijos de Jacob salieron victoriosos de esa guerra de independencia.

ORIGEN DE LOS PALESTINOS

Solo hemos hablado de dos pueblos, pero para poder entrar en detalles, tenemos que conocer también del tercer pueblo incrustado en medio de estos dos: Los Palestinos. ¿Quienes son estos? Pues no son árabes ni son judíos, como es que aparecen ellos en la historia: En el medio oriente se sabe muy poco de la historia de este pueblo, ellos afirman ser descendientes de los Filisteos, pueblo belicoso que vivió en la tierra de Israel, mucho antes que naciera el Señor Jesús, pero que para la época de Jesús, ya no existían más, habían sido extinguidos.

En 1996, me tome el tiempo para investigar con renombrados profesores de la Universidad Hebrea, alguno de cuyos nombres los menciono en mi libro, estos destacados profesores, tenían las mismas dudas del origen de este pueblo, pero todos coincidieron en que la historia de ellos; no pasa más que cuatro siglos, remontándose al imperio otomano, conocido también como el imperio turco. Este imperio que también fue una de las potencias gentiles que ocupo la tierra de Israel, en su afán por evitar que los judíos regresaran a su territorios, decidieron repoblar la tierra.

Para poder repoblar la tierra, trajeron nativos del pueblo de los curdos, en los confines del norte de Turquía, estos que tenían un futuro incierto en Turquía, no perdían nada en buscar suerte en la nueva tierra, conocida en ese entonces como tierra de Palestina. De esta manera los otomanos pusieron estos nativos curdos a vivir en ciudades como Samaria, Jericó, Belén, Jerusalén parte oriental, Hebrón y otros pueblos en diferentes puntos de la tierra de Israel.

En 1917, los otomanos o Turcos fueron expulsados de la tierra de Israel por las tropas inglesas, los nativos de los confines de Turquía ya no pudieron regresar aunque ya tenían varios siglos de vivir en la tierra de Israel. En 1947, el pueblo de Israel comienza los preparativos para declarar una vez más su independencia, pero había un serio problema ¿Que hacer con estos habitantes, que no eran judíos ni árabes? Entonces los líderes judíos recomiendan a las Naciones Unidas, que se les llame palestinos, por cuanto estaban viviendo en Palestina. Así surge el nombre de palestinos.

En mi libro Quien es Quien en el Medio Oriente, hablo sobre el origen de la palabra Palestina, en la cual aclaro que es un grave error, decir que Palestina se deriva de la palabra “Filistea;, no existe ni una solo conexión la una con la otra. Al investigar la palabra “Palatino” encontramos que es una de las siete colinas que rodean la ciudad de Roma. Palatino, es una de las siete colinas más famosa del imperio romano, en ella estuvieron las principales mansiones de los Césares famosos, e inclusive esta ligada a la cueva de la mitología romana donde Rómulo y Remo fueron amamantados por una loba.

¿Que tiene que ver esta historia con palestina? Bueno encontramos en la historia, que en el año 135-137 d.C. El emperador Adriano de origen español, después de terminar con el destierro del pueblo judío, decidió cambiar el nombre de tierra de Israel, por tierra de Palestina; la idea era que los judíos desaparecieran de la historia, y de esa manera nadie se acordaría de Israel.

 

Es desde esta época en que aparece el nombre de Palestina, nombre que no aparece ni una sola vez en la Biblia, pero que la palabra tierra de Israel, aparece en centenares. Y hay multitud de pasajes en la Biblia donde hablan que la tierra es únicamente de los descendientes de Jacob. Recomiendo estudiar los libros de Ezequiel, Jeremías, Amós y la mayoría de los libros considerados profetas menores. Y se apareció Jehová a Abram, y le dijo: «A tu descendencia daré esta tierra». Y edificó allí un altar a Jehová, quien se le había aparecido. Génesis 12:7.

EL CONFLICTO

Desde que el pueblo de Israel retornó a su territorio hace sesenta años, los árabes despertaron de su antiguo rencor contra el pueblo de Israel. Para ellos es inconcebible que un pueblo tan pequeño como los judíos sean superiores a ellos en todo, en tecnología, en inteligencia y en milicia. Los árabes no pueden entender como siendo ellos, inmensamente ricos, no han podido destruir al pueblo judío. En 1981, ellos comenzaron un boicot con el petróleo, prohibiendo a cualquier país árabe o islámico vender petróleo a los judíos, según ellos para destruir la economía de Israel, pero Israel, viene hasta México, Colombia y Venezuela a comprar su petróleo, y sigue siendo el país más bendecido del Oriente Medio. «¡No temas, gusanito de Jacob; vosotros, los poquitos de Israel! Yo soy tu socorro, dice Jehová; el Santo de Israel es tu Redentor». Isaías 41:14.

Los árabes le han hecho a Israel cinco guerras, con todo su armamento y millones de soldados árabes, y en las cinco guerras Israel los ha derrotado. Inclusive en algunas de estas guerras, Israel ha tenido la oportunidad de barrer países enteros de los árabes, pero no lo hicieron por respeto a la vida humana. Esto tiene enardecidos a los árabes, saber que ellos son 122 millones y no ha podido contra solo seis millones, y que ellos tienen la riqueza del petróleo y que ni aun así puedan con Israel.

De esta manera se cumple la profecía del Señor, dos pueblos que peleaban desde vientre, pero que siempre el mayor terminaría sirviendo al menor, les guste o no les guste a los gentiles, árabes, chinos, africanos, europeos, latinos, Israel sigue siendo noticia, y no importa que algunos se hayan mezclado con otras razas, lo importante es que el gen de Jacob, está allí en su territorio cumpliendo las grandes profecías de la palabra del Señor en relación al fin del mundo, y por ende el regreso del verdadero Mesías Salvador de Israel, que por estos dos mil años, lo ha negado, porque así está escrito en la profecía. Pero al final, como lo dice Pablo en su carta a los romanos capítulo 11, todo Israel será salvo. También está escrito: «Pero sobre la casa de David y los habitantes de Jerusalén derramaré un espíritu de gracia y de oración. Mirarán hacia mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por el hijo unigénito, y se afligirán por él como quien se aflige por el primogénito. Zacarías 12:10.

Tal como explico en el artículo anterior a este, hoy Israel se prepara para un peligro inminente, la posibilidad de la guerra de Gog y Magog con un hermano Esaú, muy resentido y lleno de envidia por no haber podido alcanzar lo que ellos han alcanzado en solo 60 años, hoy los árabes están dispuestos a jugar a la paz con su hermano Jacob, pero conocemos el desenlace de esa pretenciosa idea, recomiendo volver a leer mi artículo anterior titulado: El Peligro de Dos Pueblos.

¿Qué papel juegan los palestinos en todo esto?, sencillamente ellos desde hace sesenta años se han convertido en la carnada de los árabes para tratar de destruir al pueblo judío. Durante todo este tiempo los árabes le han hecho creer al pobre pueblo palestino, que un día destruirán a Israel, y entonces ellos, los árabes le darán esa tierra a los palestinos. Desgraciadamente los palestinos han preferido creer a los árabes que a los propios judíos; que han sido los únicos que les han ayudado en todo este tiempo, ya que desde 1947 Israel estuvo dispuesto a fraccionar su propia tierra Bíblica, para que los palestinos tengan su propio estado.

 

Lamentablemente los palestinos aunque han tenido el privilegio de vivir en la tierra de Israel, por casi cuatro siglos, nunca se dieron a la tarea de buscar al Dios de Israel, y mucho menos a estudiar la Biblia, esto les hubiera servido, pues ya se hubieran dado cuenta que no hay otro Dios como el Dios de la Biblia, pero los palestinos son conversos del Islam que propugna el odio hacia Israel, y muestra a un Dios diferente al Dios de Jacob, de Isaac y de Abraham.

CONCLUSION

El próximo 14 de Mayo Israel cumplirá sesenta años de haber retornado a su tierra, habiendo cumplido la mayor parte de las profecías de Ezequiel 36 y 37. Allí están plantados en la tierra de sus padres, con los mismos peligros que hace cuatro mil años, atrás, asediados por los pueblos vecinos, y nadie los podrá mover más de su tierras, porque estás son las promesas del Señor, que su pueblo nunca más sería echado de su tierra. Traeré del cautiverio a mi pueblo Israel: ellos edificarán las ciudades asoladas y las habitarán; plantarán viñas y beberán de su vino, y harán huertos y comerán de su fruto. Pues los plantaré sobre su tierra y nunca más serán arrancados de la tierra que yo les di, ha dicho Jehová, tu Dios. Amos 9:14-15.

El propio Señor Jesús prometió regresar a su pueblo Israel, esta misma declaración ya era una profecía mas, pues Jesús prometió volver a su tierra para el tiempo del fin; lo que implícitamente significa el retorno de su pueblo a su territorio, pues el mismo Jesús había profetizado, que su pueblo seria esparcido por todo el mundo y que Jerusalén estaría en manos de los gentiles hasta que estuviera cerca el fin del gobierno de los gentiles. Mateo 23:37. Lucas 21:24-25.

Para el sesenta aniversario del pueblo judío estaré en Chile, y tendré el privilegio de celebrarlo en la fiesta que ofrecerá la embajada de Israel en Santiago de Chile, donde junto al Señor Embajador de Israel David Cohen, tendré el privilegio de escuchar más acerca de la más linda historia, después de la del Señor Jesús: La historia de la supervivencia del pueblo judío a lo largo de estos cuatro mil años.

Israel siempre ha tratando de pedir perdón a su hermano Esaú, y este siempre se ha negado a aceptar ese perdón. Aunque de acuerdo a las grandes profecías, un día los hermanos árabes aceptaran el perdón de su hermano menor y juntos adoraran al gran Dios de la Biblia, por favor leamos los siguientes pasajes: Alzando Jacob sus ojos, miró, y he aquí venía Esaú, y los cuatrocientos hombres con él; entonces repartió él los niños entre Lea y Raquel y las dos siervas. Y puso las siervas y sus niños delante, luego a Lea y sus niños, y a Raquel y a José los últimos. Y él pasó delante de ellos y se inclinó a tierra siete veces, hasta que llegó a su hermano. Pero Esaú corrió a su encuentro y le abrazó, y se echó sobre su cuello, y le besó; y lloraron Génesis 33:1-4.

En aquel tiempo habrá una calzada de Egipto hasta Asiria, y entrarán asirios en Egipto y egipcios en Asiria; y los egipcios y los asirios servirán juntos a Jehová. Isaías 19:23.

Es obligación de todos los cristianos, el bendecir siempre al pueblo de Israel, sobre todo esta generación que hemos sido testigos de cómo el Señor ha guardado a este hermoso pueblo, viviendo como lo he descrito en medio de una multitud de enemigos, sin que le haya podido destruir, porque el Todo Poderoso ha estado con ellos. Recomiendo leer detenidamente todo el capítulo 11 del libro de los Romanos. Unámonos en este aniversario en gozo con el pueblo de Israel, orando y bendiciendo siempre al noble pueblo de Israel.

Dios les bendiga
Shalom
Dr. Antonio Bolainez

~ por Arq. Adolfo Becerril S. en junio 29, 2008.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 204 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: